un poema de un Amigo

  • Posted on mayo 4, 2015 at 18:33

Miramos en la misma dirección

y nuestras miradas confluyeron ,

al juntarse, descendió sobre nosotros el cielo.

Y, en un giro de vértigo,

el cielo de tus ojos en mis ojos de nuevo confluyeron.

Atomizados en un beso,

un beso húmedo de lenguas entre labios,

todas las energías fueron convocadas

y estallamos en orgasmo.

“Toni Jimenez Garcia”

A %d blogueros les gusta esto: