Sexo V& Amor Voy a poneros una entrada que puse e mi blog de Guia Geisha

  • Posted on septiembre 19, 2011 at 12:28
 Este  relato lo  publique  el  dia  15 -05
 
Carla es una mujer con una dolencia cruel. No se amedrenta con ello. Cada día lucha por vencer la desesperación y el tremendo dolor que siente, para que su marido, al regresar a casa para comer, la vea arreglada y guapa.
Es posible que él no siempre sepa apreciarlo.

Pero Carla ha convertido la pasión que siente por su marido en su motor contra la depresión y la dejadez propios de una enfermedad sin cura ni reposo. Nada alivia los dolores, ni calma las eternas noches sin dormir.
Carla sufre. Sufre por sus dolores y males. Y también por su marido. No desea perderle. Es mujer. Desea sentirse guapa, bella, esbelta y sexy.

El marido de Carla es un hombre grande. Dos veces el tamaño de Carla. Me pregunto como se las apañan entre los dolores de ella y el tamaño de él, no es posible que no la haga daño.

Pero Carla es muy lista. Tras su largo acicalamiento matutino, su siguiente objetivo lo tiene claro. Conquistar a su marido. Y él que no necesita sexo ni morbo a diarios, sabe que éstos son imprescindibles para su esposa.
¿Imprescindibles? Pues sí. Porque el sexo calma los dolores de Carla. Cambia el chip del dolor, por el del placer.
La danza, los preliminares del acto en si hacen que la mente de Carla, se relaje y su cuerpo se prepare para recibir el placer del buen sexo.

No hay manera mejor de hacer sexo que combinarlo con el amor. Y Carla y su grandísimo marido, tienen mucho amor que darse y se preparan para recibirlo el uno del otro.

Carla comienza con grandes dosis de besos y caricias. Toda la cantidad que su marido necesita. Él la trata con cariño y destreza. Tantos años de matrimonio, le han proporcionado la experiencia necesaria para conocer a fondo el cuerpo de su mujer. Y el amor, le ha dado el don de tratarla con cuidado y tiento.

Él supo convertirla en multiorgásmica, ya en su juventud, confiando plenamente en su entonces novio. Ella, le devolvía el favor proporcionándole todo el placer que se le ocurría en todas las modalidades posibles.
Mientras ambos se lanzan a practicar su deporte favorito, ella siente cómo el dolor desaparece tras cada vibración y suspiro.

Con cada orgasmo su cuerpo, recupera movilidad y energía.
Él la mira con amor y gratitud. Ninguna esposa en el mundo le haría nunca tan feliz. Ambos son tremendamente felices, porque el destino les unió y una mala enfermedad, les ha ayudado a ser mejores seres humano, más generosos y más felices.

Dedicado a todas   las personas  que  sufren esta terrible enfermedad

A %d blogueros les gusta esto: